Zona Arqueologica de Tecoaque/Sultepec 2017

Fotos de Mónica

Domingo 26 de Febrero del 2017, las 6 a.m. y despierto y aún cuando ya tenía preparada mi ropa para pedalear el tiempo corre y llego tarde al parque, que según el programa la salida era a las 7 a.m. para pedalear a las Ruinas de Tecoaque, Tlaxcala, al llegar yo al parque a las 7.30 a.m. ovbiamente ya no había nadie y decido alcanzar al grupo en la primera parada que es en la gazolineria de Francisco del Paso, corro y me voy por todo Insurgentes y luego todo avenida Chapultepec hasta encontrar al grupo en dicho sitio, ya de ahí emprendemos nuevamente el pedaleo 18 bicicletas, de las cuales 3 Guaguasas, bajo un impresionante calor, que ya en la carretera se acentuó aún más, después de Texcoco para empezar la subida a Calpulalpan, como es costumbre el grupo se empezó a estirar y al final nos quedamos 5 compañeros para esperar a David que en el trascurso de la subida efectuó 4 paradas para descanso, cabe mencionar que esta subida tiene 18 kilometros de subida que aún cuando el piso está muy bien y la subida es constante, no deja de ser muy pesada y sobre todo por el calor que nos atacaba directamente a la deshidratada, y así llegamos a la frontera con Tlaxcala, que cuando esto paso es porque ya habían pasado cuando menos tres horas y el resto del grupo ya venía de regreso, fué ahí en ese punto donde David decidió ya no seguir y esperarnos a nuestro regreso y así lo hicimos, fuimos a las Ruinas que estaban en una deplorable desolación, aunque esto no quita lo interesante de dicho sitio, un ratito para fotos y emprendimos el regreso, decidimos no comer nada para llegar a unas famosas pisas en texcoco, eramos 8 los que regresamos juntos y que fue relativamente rápido pues fué ya pura bajada, la comida buena o mala pero para nosotros fue todo un manjar, pisa y coca y nuevamente a la autopista donde agrupados a una velocidad cruzero de 28 km/hra, como es costumbre todos fueron quedandose camino a sus destinos, yo decidí ya no asistir a La Bajadita pues David estaba muy cansado, bueno tan cansado que ya no supe donde se separo del grupo, ja ja ja, llegue a la casa poco antes de las 6 de la tarde, una buena chela, un rico baño con agua muy caliente, un gran plato de arroz recien hecho y una gran cantidad de salchitas con nopales en salsa verde y a hecharme a ver la tele, ja ja ja, una gran dia muy divertido, gran compañia, y aunque pase 11 horas con los cuates y en la bici senti como si hubiera sido únicamente 20 minutos. El saldo 142.7 kilometros, dos ponchados, y un rayo roto, saldo totalmente blanco, bueno mis piernas acabaron pintas por el sol y ahora a esperar una semana para regresar a este gran grupo, pero podemos aprovechar para limpiar y engrasar las kiklas que bien merecido lo tienen, y ustedes mis cuates que tengan una excelente semana, ¡¡¡abour!!!

Fotos de Ernesto